Sobre nosotros

La Asociación Cultural Venta de Borondo y Patrimonio Manchego nace como un grupo comprometido con la arquitectura popular manchega y el medio en la que se inserta. Entre nuestros fines están promover, salvaguardar y difundir estos testigos de la historia, que son fruto de un medio de vida particular existente durante generaciones. Este grupo no se queda únicamente ahí, pues consideramos que es también de suma importancia el medio natural y social en la que se inscribe. Somos conscientes de ello, y por tanto, llevamos a cabo una serie de actividades que buscan el compromiso con las personas, el respeto hacia la agricultura y el amor por la naturaleza.

Somos un grupo comprometido, reflexivo, crítico y apolítico. Únicamente buscamos que las futuras generaciones puedan disfrutar de la riqueza de nuestro patrimonio, pues este es de todos y para todos. Nos preocupamos por preservar el legado por el que tanto lucharon nuestros antepasados. Queremos que la sabiduría de aquellos no caiga en el olvido y siga de plena actualidad, pues en las construcciones que realizaban había vanguardia, originalidad, creatividad y sensibilidad. Como ya hemos dicho, estas edificaciones representan una forma de vida única y particular, basada en el respeto hacia el medio natural en el que se insertan y las posibilidades constructivas que ofrecía el mismo. Por todo ello pensamos que es absolutamente necesario que esta sea revitalizada y puesta en valor.

La Asociación Cultural Venta de Borondo y Patrimonio Manchego decide tomar este nombre ante la situación de deterioro y abandono en que se encuentra la Venta de Borondo (Bien de Interés Cultural, en la categoría de Monumento desde el año 2007), teniendo por objeto el estudio, protección y puesta en valor de la venta y el patrimonio histórico de la Comarca de Daimiel, la Provincia de Ciudad Real y la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha.

En el centenario de la muerte de Miguel de Cervantes no puede permitirse la desaparición de la Venta de Borondo, que bien podría haber sido aquella donde Don Quijote fue armado caballero. Este Bien de Interés Cultural es un ejemplo único en su tipología arquitectónica, pues apenas quedan ejemplos en la provincia de Ciudad Real.

La Asociación es completamente cultural y abre sus puertas a todo el mundo. Si quieres colaborar como socio será necesario pagar una única cuota de inscripción (20 euros) y tener ganas e ilusión de trabajar activamente.

Anuncios